El desierto del Danakil es uno de los lugares más extremos del planeta, llegando a sobrepasar los 50ºC. A pesar de estas condiciones, los Afar viven en un entorno tan hostil como impresionante. El paisaje típico de un desierto de roca y arena, contrasta con el colorido que las fuentes hidrotérmicas de Dallol. Tonos rojizos, verdes y amarillos ofrecen una espectacular vista que parece trasladarnos a otro planeta.

Y aunque las condiciones climatológicas no parezcan ser las más adecuadas para la vida, en la región encontramos pequeños campamentos del pueblo Afar que viven pastoreando cabras y recogiendo sal que luego transportan en grandes caravanas de camellos que lo llevan hasta las puertas de la civilización.

Una región en la que no podemos dejar pasar la ocasión de ascender hasta los bordes de la cráter del volcán Erta Ale, la puerta del infierno, en lengua nativa. Desde la cima se obtienen impresionantes vistas de la caldera en cuyo interior se producen los estallidos de lava y que han moldeado el paisaje de la zona.

Una auténtica aventura que requerirá por tu parte sacrificar comodidades con la recompensa de alcanzar una de las regiones más fascinantes y extremas de todo el planeta.

SOLICITA MÁS INFORMACIÓN DE EL DESIERTO DEL DANAKIL